First Year, una escuela de magia a lo #HarryPotter donde todos querríamos estudiar

reseña_firstyear_hogwarts

Desde que nació Harry Potter, muchos libros de fantasía se han visto situados en escuelas de magia. Aunque es cierto que cada una es única y no todas han estado a la altura, ¡The Black Mage tuvo ese algo que me impedía abandonarlo!

TheBlackMage_TheFirstYearFirst Year (The Black Mage #1) de Rachel E. Carter
Publicado el 11 de agosto de 2014
Género: Young Adult, Fantasía, Romance
Páginas: 322
Idioma: Inglés
Amazon | Goodreads

Antes de los 17 años, se les presenta la siguiente opción a los jóvenes de Jerar: dedicarse al comercio o apuntarse a un año de pruebas en una de las tres escuelas de guerra del reino para convertirse en soldado, caballero o mago…
Para la joven Ryiah, de 15 años, las opciones son sencillas. Quiere convertirse en maga y entrenar en la facción de Combate, la más prestigiosa. Sin embargo, cuando llega a la escuela, Ry se encuentra compitiendo contra amigos y enemigos por la tan codiciada beca de aprendizaje. Todos esperan con ansias a que falle, sobre todo el príncipe Darren, el prodigio de la escuela que no ha hecho nada más que convertir su vida en una miseria desde que llegó.
¿Conseguirá Ry sobrevivir? ¿O su sueño se consumirá en las llamas?

First Year  del comienzo de la tetralogía de “The Black Mage” donde, ya desde el principio, sabemos lo que nos vamos a encontrar. O al menos en parte. ¿Quién no ha soñado alguna vez asistir a una escuela de magos y brujas? En este mundo muchos piensan así, aunque no es algo que esté al alcance de cualquiera.

Hogwarts_Gif
Y es que no solo tenemos a Hogwarts, ¡sino muchas otras escuelas (libros) donde aprender magia!

Con apenas 15 años, la protagonista de la novela, Ryiah y su hermano mellizo Alex acuden dicha escuela. Tiene ese toque Divergente con las tres facciones de magos en las que pueden especializarse: Sanadores, Alquimistas y Combate. Cada una es única a su manera, aunque es esta última la más prestigiosa y complicada de todas. No obstante, no esperéis movimientos de varita ni hechizos que podáis repetir mientras laváis los platos. Desde el principio sabemos cómo funciona la magia y lo codiciados que son los magos, lo que añade puntos extras al interés. Incluso cuando el worldbuilding de esta saga es bastante sencillo, no es un aspecto negativo. Ofrece la información necesaria en el momento, algo de agradecer si no queremos tener un cortocircuito, variando entre la escuela, magia, geografía e incluso la política del reino en el que se encuentran.

El estilo de la novela es sencillo y poco recargado, resultando fácil leerlo en inglés. Que la historia tenga lugar durante el año escolar puede parecer algo repetitivo, pero Rachel consigue hacer que esto sea muy llevadero. Aprendemos al mismo tiempo que Ryiah lo hace y vivimos lo que ella vive, por lo que no contamos con detalles innecesarios que dificulten la lectura. De hecho, gracias a algo así puede permitirse realizar saltos temporales de semanas sin que resulte confuso.

No obstante, se echa en falta un antagonista, una fuerza oscura a la que deban de hacer frente. Es cierto que nos encontramos con personajes que “sirven” para esta función, aunque no son caracterizados para ser los enemigos mortales de turno. Que en lugar de ofrecernos una lucha encarnizada a vida o muerte prefiera dedicarlo a las relaciones personales no es malo, pues nos permite ver todo tipo de personajes de diferentes niveles sociales.

minion-popcorn-gif
Y es que nos encanta el salseo, más aún cuando sufren los personajes. ¡Pero también cuando les pasan cosas bonitas!

Ryiah destaca por algo más de ser la protagonista, dejando atrás estereotipos y siendo una chica fuerte con las ideas claras, aunque bastante cabezota, pero es complicado no identificarse con ella. Al fin y al cabo, tiene un sueño y no va a dejar que nadie se interponga en su camino hasta conseguirlo. Que contemos con una protagonista así hace que la historia gane en consistencia, aunque he de añadir que existen otros igual de interesantes, como bien puede ser el príncipe Darren, Ella o el mellizo de Ryiah, Alex.

No negaré que, incluso con sus fallos, es un inicio de saga prometedor con una historia que tiene mucho potencial. Sus personajes son cautivadores y evolucionan con el lector, mientras que la trama amorosa (aunque no es el centro de la acción) nos mantiene atentos por lo que pueda ocurrir. ¡The Black Mage me tiene comprado y tened por seguro que continuaré con estos libros!

Os gustará si… disfrutáis de la magia, protagonistas femeninas bien llevadas o sagas como la de Harry Potter o La Segunda Revolución.

calificación 3 estrellas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.