The Last of Us: los inicios importan y los personajes carismáticos también

videojuegos_thelastofus_version2

The Last of Us es uno de esos videojuegos que ha marcado un antes y un después. Siendo sacado inicialmente en Playstation 3 (luego para PS4), es cierto que su sinopsis no parece que nos ofrezca nada nuevo (apocalipsis con zombies, ¡qué novedad!). Pero es tan maravilloso en MUCHOS sentidos que es imposible no destacar su increíble historia y lo que podemos aprender de ella.

1. Haz que tu inicio enganche

the-last-of-us-gif-sara
El prólogo es tan impactante que se ve la tensión en la cara de Joel por proteger a su hija.

Te despiertas una noche y encuentras la casa vacía. ¿Dónde estará tú padre? Avanzas por ella y por mucho que lo hagas, no encuentras nada hasta que de pronto llega de la terraza. Este te dice que vuelvas a tu cuarto, pero justo entonces aparece tu vecino… O lo que queda de él. Rabioso, infectado y peligroso, ves a tu padre dispararle para protegerte, pero eso no es nada más que el comienzo.

The Last of Us cuenta con un inicio BRUTAL, donde vemos cómo comienza todo el brote. La manera que tiene el “mundo real” en dar un vuelco tan radical impresiona tanto que lo único que puedes hacer es avanzar para ver qué pasa.

TIP: La verdad sea dicha: si el principio de una historia no engancha (por la razón que sea), es complicado que termine siendo bien recibida por muy bien que esté lo demás. Aprovecha lo que conoces de tu historia y no temas usar clichés como el nombrado arriba (¡Despertarse a oscuras en una casa vacía y de pronto comienza la fiesta!) si sabéis aprovecharlo a vuestro favor.

2. La ambientación importa

the-last-of-us-gif-coche
Por ejemplo, en este mundo post-apocalíptico conseguir un coche que funcione es casi tan difícil como conducir en línea recta sin encontrarte con un infectado.

Insistiré que el World Building es muy importante muchas veces, pero eso no implica que tengamos que agobiar con exceso de información. En The Last of Us, una vez el prólogo finaliza, damos un salto al futuro en el que se explica qué ha pasado con la humanidad, cómo ha sucedido todo esto y el estado en el que se encuentra la humanidad.

TIP: Paraos a pensar un segundo las siguientes preguntas, siendo lo mínimo para empezar a establecer una base sólida en la historia y no tengáis que gastar párrafos interminables con explicaciones que terminen por aburrir. Al fin y al cabo, ¡son la esencia de la ambientación!

QUÉ ha pasado
QUIÉN/QUIÉNES son los protagonistas
CUANDO ha sucedido
DÓNDE se encuentran
POR QUÉ ha pasado esto
CÓMO ha pasado esto (las circunstancias)

3. Adáptate a las circunstancias

the-last-of-us-gif-boom
¡Usa bien todos tus recursos para sobrevivir! O tus personajes claro 😛

En The Last of Us, Joel ha aprendido a sobrevivir en un mundo lleno de infectados hasta el punto en el que consigue superar problemas muy variados y seguir hacia adelante.

TIP: Ten muy en cuenta las habilidades de vuestros protagonistas, pero también sus debilidades y el entorno. ¿Sabéis que hay lugares donde uno se siente más cómodo y otros no? Pues podéis usar esto para ofrecer una mayor variedad de debilidades y poner a prueba al protagonista de turno.

Por supuesto, estos son de manera general consejos que pueden ser sacados de la creación de Naughty Dog. No obstante, debido a que su trama, ambientación, personajes y el desarrollo son tan buenos, puede que en el futuro vuelva para hablar con mayor profundidad de cualquiera de estos aspectos que tanto han hecho únicos al videojuego.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.