Final Fantasy XV, un mundo fascinante que pudo ser más

Videojuegos_FinalFantasyXV

Ha pasado ya un tiempo desde que terminé el Final Fantasy XV. Para aquellos que me conozcan sabrán lo aficionado que soy a los videojuegos de rol. La historia en general me ha encantado, manteniéndome enganchado hasta el punto de necesitar saber qué pasaría al final de la aventura. Pero lejos de entrar en el tema de spoilers, aunque me daría para un par de entradas sobre World Building, hoy me centraré en la historia y aquello que más me ha llamado la atención de cara a la escritura.

  1. Los personajes importan MUCHO

La historia se centra principalmente en el Príncipe Noctis Lucis Caelum y su misión (parar a los invasores, recuperar su reino…), aunque no está solo y está acompañado por sus mejores amigos: Ignis (el cerebro), Gladio (el músculo) y Prompto (el mejor amigo). La personalidad de cada uno está muy bien definida, lo que hace que se equilibren los unos a otros de una forma increíble. Incluso cuando algunos sean más populares que otros, se ve las dinámicas de grupo bastante bien. 

Finalfantasyxv
Desde las conversaciones en las ciudades/pueblos de turno, hasta los comentarios que sueltan mientras luchan (y hasta después) son ejemplos de lo unidos que se encuentran.

Evidentemente, el juego da a entender que Noctis les conoce desde hace años,  y por eso existe tanta familiaridad. Cada uno cumple una función muy concreta, lo que no quita que el foco vaya bailando entre ellos según la situación. Prompto es el mejor amigo de Noctis a quien conoce desde el colegio, mientras que Gladio pertenece a la familia que protege a la corona y desde muy joven no solo se ha entrenado para cuidar de Noctis, sino que le ha entrenado también. Ignis no solo es el cerebro, sino que en muchas ocasiones funciona como consejero. ¿Veis los roles que cumplen? Noctis (Protagonista/Príncipe), Ignis (Sabio/Profesor), Gladio (Protector) y Prompto (Mejor amigo).

TIP: Que cada personaje tenga “un rol” concreto en la historia no es malo. Esto puede ayudar a perfilarlos y definirlos tan bien como en este juego. ¡Pero no os limitéis a esto y darle un trasfondo mayor!

  1. Cuidado con el Punto de Vista (Point of View/POV en inglés)

En Final Fantasy XV está visto desde los ojos de Noctis o podríamos decir que es así debido a que es el personaje que manejamos en todo momento. Como bien dije antes, la acción gira alrededor de su misión y de quienes le rodean. Que sean el Trío Fantástico (Ignis, Gladio y Prompto) hace que nos centremos en ellos y poco más. No obstante, debido a que solo vemos a estos cuatro es también a de sus flaquezas.

La misión de Lunafreya Nox Fleuret va más allá de ser “la prometida” de Noctis.

De hecho, varios sucesos se notan muy abruptos porque aparecen de golpe y no sabemos nada más que lo que nos ofrece el grupo principal.

TIP: Aunque conozcáis al protagonista, ¿os habéis planteado si otro punto de vista ofrecería mayor riqueza a la trama? No es que tengáis que desviaros, pero quizás una información que es muy relevante y que el personaje principal no vaya a saber por métodos normales (el ritmo de la trama) pueda venir bien verlo de otro modo para que así todo sea más fluido.

  1. Usa el World Bulding con inteligencia

Uno de los aspectos que más se destaca en los videojuegos de Final Fantasy es la cantidad de información que tienen estos. Desde lugares, historia, hechizos, monstruos, invocaciones… ¡Menudo trabajo hay para crear todo esto! Pero en cuanto a la aplicación…

¡Con lo importantes que son para la historia! Qué penas que no salieran del mismo modo que en juegos anteriores.

En el Final Fantasy XV, uno de los elementos que tienen importancia es el de las invocaciones. No obstante, no es hasta después de que estas salgan cuando entendemos el por qué. Esto tiene que ver con lo que comentaba en el punto anterior y, debido a que no tenemos el punto de vista de Lunafreya, no se le da la importancia necesaria y pasan a ser un elemento que “está ahí” pero que a algunos les deja fríos.

TIP: Está bien que le deis importancia al World Building cuando os metéis en historias fantásticas o de ciencia ficción, más aún cuando diversos elementos terminan siendo importantes en la trama. No hay nada más que fastidie al lector (o jugador) que avanzar en una historia y que el “gran problema de turno” se vea solucionado por algo que desconocía que existía. Tampoco hay que poner carteles de neón y en lugar de ello, es mejor dejar caer las pistas con gracia pero sin llamar demasiado la atención para no encontrarse tan desorientado.

* * * * *

¿Os ha gustado? ¿Qué os ha parecido el Final Fantasy XV?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.